Dental

¿Te estás sometiendo a un tratamiento de ortodoncia y notas que tienes molestias en la boca? Si es así, la solución más efectiva para eliminar esta dolorosa e irritante molestia suele ser el uso de cera dental.

Sí, es así de sencillo. Con este producto, podemos deshacernos inmediatamente de las desagradables molestias en la lengua, las mejillas e incluso en el interior de los labios provocadas por el movimiento de los dientes que provocan estos procedimientos al frotar el aparato contra la superficie de la boca.
A veces este proceso dura de cinco a siete días, pero a veces puede tardar hasta dos o tres semanas después del tratamiento. Hay que tener en cuenta que todo depende del uso correcto del aparato, de cómo lo cuides y del tiempo que le dediques.

¿Qué es la cera dental?

Seguro que alguna vez has oído hablar de la cera dental a tu ortodoncista, a tus amigos o incluso a tus familiares, ya que este producto también se conoce como cera de ortodoncia, se puede comprar en cualquier farmacia o clínica de cuidado bucal y suele venir en finas tiras translúcidas.

La cera dental se utiliza principalmente en la ortodoncia y nos ayuda a llevar el proceso con más calma y paciencia. Al fin y al cabo, no tendremos más remedio que acostumbrarnos a esa extraña presencia y sabor metálico en la boca, que utilizaremos tanto al hablar como al comer ciertos alimentos.

Este producto puede utilizarse para cualquier persona que se someta a una alineación de ortodoncia y cubre de forma suave e higiénica los brackets y alambres que sobresalen.
Su función principal es proteger la mucosa bucal y las zonas sensibles, como las encías, los labios y el interior de las mejillas, de la fricción o el movimiento de los dientes causado por el tratamiento de ortodoncia, y aliviar la sensación de dolor y picor que puede producirse en presencia de llagas o dolor.

Se recomienda para la eliminación de aparatos, alambres e incluso la lengua. Aplicando una pequeña cantidad de cera, puedes prevenir el daño a las encías y las molestias de estos materiales hasta el día que visites al ortodoncista.
Recuerda que la depilación te ayudará en tus momentos más difíciles.

¿A qué sabe la cera dental?

La cera dental no suele estar perfeccionada, pero algunas variedades se elaboran con aromas especiales como la menta, la cereza o incluso el chicle.
La textura de la cera dental suele ser dura, pero su aspecto puede cambiar, y con el tiempo se ablanda bajo el calor generado por las manos cuando se mantiene en ellas durante mucho tiempo.
Suele ser translúcida para que no sea visible tras su aplicación, y está compuesta por parafina, cera de abeja o cera de carnauba. De hecho, es normal que los pacientes traguen accidentalmente parte del preparado mientras hablan o mastican.

¿Por qué utilizar cera dental?

En primer lugar, si el proceso de enderezamiento de los dientes le ha causado molestias o incomodidad en la boca y quieres encontrar una manera de aliviar eficazmente las molestias en casa, la cera dental es una solución segura si quieres una respuesta cómoda y fácil. Enmascara temporalmente las superficies afiladas de la boca, crea una superficie lisa y ayuda a proteger los tejidos blandos de la boca sin que tengas que visitar a un ortodoncista inmediatamente.

Otro método es que la cera actúa como un «escudo» protector mientras la mucosa interna se acostumbra a la fricción de los aparatos y acaba adaptándose a la nueva superficie de contacto. Por ello, es muy importante utilizarlo al principio de cualquier tratamiento de ortodoncia para evitar que aparezcan pequeñas pero irritantes y desagradables llagas en el interior de la boca debido a la fricción.

¿Cómo se aplica la cera dental?

Sea cual sea la función, el procedimiento de aplicación de la cera dental es siempre el mismo, por lo que hay que seguir una serie de normas antes de aplicarla, ya que estamos en contacto con la parte del cuerpo que más bacterias suele producir. Pero que no cunda el pánico, es un procedimiento muy sencillo que se puedes realizar tantas veces como necesites, siempre que se tenga cuidado antes, durante y después.

Hay que recordar que los dientes deben estar completamente limpios para poder utilizarlos correctamente. A continuación se explican los pasos a seguir:

– Debes lavarte las manos para mantenerlas en óptimas condiciones incluso cuando manipule este producto.
– Cepíllate los dientes, prestando especial atención a las zonas entre el aparato y los dientes, puedes utilizar un cepillo interdental o un enjuague bucal para eliminar los restos de comida con mayor eficacia.
– Las superficies de las boquillas deben estar secas y puedes usar un algodón para secarlas.
– Raspa una pequeña cantidad de cera, del tamaño de un grano de arroz, del palo.
– Utiliza los dedos para darle una forma redonda y plana.
– Coloca la cera en el cierre o en la zona que causa molestias y presiona suavemente para que se adhiera bien a la superficie del cierre.
– Si la cera se desmenuza o se pega mal, utiliza la cantidad que necesites.

La cera forma así una capa que protege el interior de la boca del contacto con el metal y que a veces puede desprenderse debido a los movimientos de la boca durante el habla. Y si entra en tu cuerpo, no tienes que preocuparte porque no contiene productos químicos tóxicos.

Si no quieres que te estorbe al masticar, puedes retirarlo durante las comidas con un palillo interdental o hilo dental, pero ten cuidado de no dañar tus aparatos o encías.
También se recomienda quitarlo antes de consumir bebidas calientes como el té, el café o las bebidas a alta temperatura, ya que el calor, como se ha mencionado anteriormente, ablanda el material y hace que pierda su eficacia.

12 May, 2022

Endodoncia unirradicular

La endodoncia en Ciudad Real es bastante común, es el tratamiento de conductos radiculares, también conocido como "tratamiento de canal". Se realiza cuando la pulpa (nervio) del diente está infectada… Leer Más

Solicita Cita

¡Solicita tu 1ª visita, te esperamos!

Empieza el proceso de solicitud de cita online:

 
Solicitar ahora

x
¡Encantados de Atenderte!