Dental

Tipos de empastes dentales

Para tratar las caries tempranas, el dentista elimina el tejido dental afectado y luego rellena la cavidad con un empaste. Los empastes dentales también se utilizan para reparar dientes rotos o cariados.

Materiales y tipos de empastes dentales

Hoy en día existen varios materiales de relleno en el mercado, cada uno con sus propias ventajas e inconvenientes:

  • Oro
  • Porcelana
  • Amalgama de plata
  • Resinas compuestas
  • Ionómero de vidrio

Oro y porcelana

Las restauraciones dentales con empastes de oro y porcelana requieren una técnica indirecta, ya que la restauración tiene que hacerse a medida en el laboratorio protésico, lo que significa que se necesitan más visitas a la clínica, lo que conlleva un mayor coste. Son muy duraderos.

Amalgama de plata

Las restauraciones con empastes de amalgama se realizan el mismo día que la limpieza bucal en una sola visita.

Las principales ventajas de las obturaciones de amalgama de plata sobre las resinas compuestas o las obturaciones de ionómero de vidrio son su durabilidad, su resistencia y, en general, su menor coste. La amalgama dental es también el material de empaste más barato.

Sus principales desventajas son que son menos agradables estéticamente porque son de color metálico, destruyen la estructura del diente necesaria para soportar el relleno, decoloran el tejido dental circundante y tienen una alta tasa de expansión y contracción, lo que lleva a una mayor incidencia de grietas y fracturas.

¿Es segura la amalgama?

Actualmente, los empastes de amalgama de plata son muy controvertidos porque contienen mercurio.

Según diversos estudios, los empastes de amalgama de plata son seguros tanto para adultos como para niños mayores de 6 años. Los datos científicos demuestran que no existe ninguna asociación entre el uso de amalgamas dentales y los efectos adversos para la salud en la población general.

Muchos pacientes preocupados por los empastes de amalgama de plata en la boca se preguntan si se pueden sustituir por otro tipo de material. La respuesta es: si los empastes están en buen estado y no hay caries subyacentes, no se recomienda su retirada o sustitución.

Resinas compuestas

También se denominan empastes blancos porque son del mismo color que el diente. Estos empastes también utilizan una técnica directa, en la que el empaste se realiza en una sola visita.

La principal ventaja de estos empastes es la estética, ya que el tono y el color del empaste pueden adaptarse al color del diente. También ofrecen más soporte y requieren menos preparación, ya que se adhieren químicamente a la estructura dental.

Su principal desventaja es que se desgastan más rápido que los empastes de amalgama. El cuidado dental es muy importante, por lo que si necesitas que un dentista revise tu salud bucodental, te asesore y detecte cualquier caries, te recomendamos que pidas cita online ahora.

Dental

¿Qué es la estomatitis?

La estomatitis es un término general que describe la inflamación, el dolor y las llagas en la boca. Puede afectar a la capacidad de una persona para comer y hablar.

La estomatitis puede aparecer en cualquier parte de la boca, incluyendo el interior de las mejillas, las encías, la lengua, los labios y el paladar.

Causas de la estomatitis

Las causas de la estomatitis pueden variar. Aquí están algunas de ellas:

  • Infección local: Una infección en una herida, llaga o abrasión en la boca puede provocar una estomatitis.
  • Enfermedad sistémica: otra causa puede ser una enfermedad que afecte a los tejidos y órganos.
  • Irritación física o química: causada por un producto o sustancia que puede dañar la boca.
  • Reacción alérgica: dependiendo de cómo afecte a la persona, las alergias pueden provocar esta inflamación.
  • Estrés: aunque aparentemente no esté relacionado, el estrés también puede ser una de las causas de la estomatitis.

En muchos casos, la causa es idiopática (una erupción que se produce espontáneamente sin una causa conocida).

Además, infecciones como la candidiasis o la mononucleosis también pueden causar estomatitis y aparecer como manchas rojas en los labios, por ejemplo.

Tipos de estomatitis

Existen diferentes tipos de estomatitis, según los síntomas:

  • Estomatitis nocturna: se caracteriza por úlceras blancas o amarillentas con un anillo exterior rojo. Suelen aparecer en las mejillas, la lengua o el interior del labio.
  • Estomatitis herpética: se caracteriza por úlceras llenas de líquido en los labios o alrededor de ellos. Rara vez aparecen en las encías o en la boca. Suele ir acompañada de síntomas como hormigueo, dolor o ardor antes de que aparezcan las úlceras.
  • Estomatitis angular: también conocida como queilitis angular, una afección que provoca manchas rojas e hinchadas en la boca donde los labios se unen y forman un ángulo. Puede aparecer en uno o ambos lados de la boca al mismo tiempo.

Tratamiento de la estomatitis

El tratamiento de la estomatitis depende en gran medida de la causa de la misma, por lo que la medida más importante es tratar la causa con medicamentos específicos si la causa es una infección vírica, bacteriana o fúngica.

Sin embargo, si se desconoce la causa, el tratamiento debe ir encaminado a aliviar los síntomas. Si no estás seguro de la causa de tu estomatitis, te recomendamos que reserves una cita online para que uno de nuestros especialistas pueda darte el mejor diagnóstico individual.

El tratamiento para aliviar los síntomas de la estomatitis puede incluir:

  • Aumentar la ingesta de líquidos.
  • Tomar analgésicos, como el paracetamol, para la fiebre y el dolor.
  • Medicamentos tópicos para reducir el dolor.

También es importante mantener una buena higiene bucal y utilizar agentes o enjuagues tópicos, como anestésicos, recubrimientos protectores o incluso medicamentos antiinflamatorios, para evitar la sobreinfección secundaria.

Dental

¿Qué son los dientes calcificados?

¿Has tenido alguna vez una lesión lo suficientemente grave como para provocar caries? No te preocupes, ocurre muy a menudo. De hecho, la mayoría de las personas han sufrido, en algún momento de su vida, un impacto muy severo que ha afectado a uno o a todos sus dientes. Hasta la fecha, la incidencia de los traumatismos dentales, tanto en la dentición primaria como en la permanente, ha aumentado hasta el 20% en todo el mundo, lo que supone un incremento increíble de los traumatismos dentales.

Estos casos son más comunes entre los miembros más jóvenes de la familia, entre los seis y los dieciséis años, con una prevalencia de hasta el 40% en todo el mundo. Las autolesiones involuntarias son muy comunes y pueden ocurrir en cualquier momento. Cuando estos golpes dañan los dientes se derivan consecuencias negativas para la integridad y la estructura de los dientes.

Lo que se conoce cómo descalcificación dental

Antes de profundizar en el tema, debe quedar claro que cuando nos exponemos lo suficiente, suele provocar efectos secundarios que suelen manifestarse a largo plazo. Tras un periodo moderado de unas semanas o incluso años, el diente cambia de aspecto, perdiendo su color blanco natural y acabando por volverse gris oscuro, lo que provoca una necrosis pulpar.
También hay casos en los que el efecto no es muy profundo, pero conduce a la calcificación del diente.

Esta afección se denomina sarro y se produce cuando el conducto radicular se obstruye parcialmente debido a ciertas lesiones o tras una reducción del calcio en el organismo y se caracteriza por el debilitamiento de los tejidos duros del organismo. Esto hace que la circulación sanguínea no funcione correctamente.

¿Cómo se puede detectar la calcificación dental?

Este problema puede no detectarse inmediatamente y pueden pasar varios años después del impacto antes de que la calcificación sea visible. Sin embargo, esto depende de la extensión de la enfermedad de la persona. En otras palabras, si alguien ha sufrido un golpe cuando era joven, esto puede hacer que el diente se vuelva amarillento unos años más tarde, lo que lleva a la calcificación dental.
Por lo tanto, después de un golpe grave, es aconsejable consultar inmediatamente a nuestros especialistas y seguir los pasos prescritos con precisión para resolver el problema.

¿Cómo pueden estas lesiones dañar los dientes?

Cabe señalar en este punto que las lesiones se producen principalmente en la pulpa, donde se encuentran las fibras nerviosas y los vasos sanguíneos de los dientes. Cuando éstas se dañan, la pulpa se encarga de emitir una señal sensorial que advierte del daño. Esta señal es la sensación de dolor que se suele sentir tras un golpe fuerte o una molestia. Las causas más comunes de estas señales sensoriales son las caries dentales o las patologías que no se han curado correctamente o no se han tratado a tiempo.

Esto conduce a la aparición o al deterioro de la infección. En este caso, nuestros especialistas recomiendan el tratamiento endodóntico, ya que la endodoncia es la mejor solución para salvar el diente a extraer. Este procedimiento, también conocido como tratamiento de conductos, tiene como objetivo eliminar la pulpa y luego rellenar el diente con un material llamado gutapercha.

Sin embargo, si hemos sufrido una lesión grave, puede producirse una necrosis o muerte del nervio en la pulpa del diente, y la necrosis puede provocar la decoloración y el oscurecimiento del diente. Esto ocurre cuando el suministro normal de sangre ha cesado.

Cuando esto ocurre, los dientes se quedan sin vida porque dejan de ser sensibles, aunque sigan unidos a la arcada dental.
Es importante aclarar que el zumo de frutas cumple una importante función durante el desarrollo de los dientes, ya que no sólo los nutre, sino que también favorece la formación de la dentina. Siempre es mejor mantenerla sana y salva.

¿Por qué se produce la descalcificación?

Además de los traumatismos graves, la descalcificación puede estar causada por el proceso natural de envejecimiento de los dientes o por una infección de larga duración. El equilibrio ácido de la boca también se ve alterado por el consumo constante de ciertas bebidas azucaradas, alimentos muy ácidos o zumos de frutas. Con el tiempo, los dientes pierden sus minerales y se debilitan.
Los alimentos que ingerimos contienen sus propios ácidos que pueden eliminar los minerales, el calcio e incluso los fosfatos de los dientes.

Una deficiencia de calcio y fosfato, dos elementos esenciales, hace que los dientes se descalcifiquen, sean mucho más sensibles y susceptibles de sufrir caries u otras infecciones que afectan a la salud bucodental.

Otra causa de la falta de calcio es la aparición de la placa bacteriana. En la mayoría de los casos, esto se debe a una mala higiene bucal, que suele comenzar con un mal cepillado.
Por ello, es necesario mantener unos buenos hábitos de higiene bucal, imprescindibles para evitar el temido fenómeno de la caries.

A continuación, se detallan otras causas que suelen estar provocadas por la carencia de calcio:

– El uso de procedimientos de ortodoncia, como los aparatos, ya que pueden aparecer manchas blancas cuando se retiran los aparatos.
– Personas con reflujo ácido.
– Falta de nutrientes.

Sin embargo, nuestro cuerpo es tan especial que el mejor mecanismo de defensa contra la falta de calcio en los dientes es nuestra propia saliva. Así, utilizando la saliva y siguiendo unos buenos hábitos de forma correcta y controlada, tenemos la oportunidad de conseguir un proceso reversible y curativo.

Dental

¿Qué es la cera dental?

¿Te estás sometiendo a un tratamiento de ortodoncia y notas que tienes molestias en la boca? Si es así, la solución más efectiva para eliminar esta dolorosa e irritante molestia suele ser el uso de cera dental.

Sí, es así de sencillo. Con este producto, podemos deshacernos inmediatamente de las desagradables molestias en la lengua, las mejillas e incluso en el interior de los labios provocadas por el movimiento de los dientes que provocan estos procedimientos al frotar el aparato contra la superficie de la boca.
A veces este proceso dura de cinco a siete días, pero a veces puede tardar hasta dos o tres semanas después del tratamiento. Hay que tener en cuenta que todo depende del uso correcto del aparato, de cómo lo cuides y del tiempo que le dediques.

¿Qué es la cera dental?

Seguro que alguna vez has oído hablar de la cera dental a tu ortodoncista, a tus amigos o incluso a tus familiares, ya que este producto también se conoce como cera de ortodoncia, se puede comprar en cualquier farmacia o clínica de cuidado bucal y suele venir en finas tiras translúcidas.

La cera dental se utiliza principalmente en la ortodoncia y nos ayuda a llevar el proceso con más calma y paciencia. Al fin y al cabo, no tendremos más remedio que acostumbrarnos a esa extraña presencia y sabor metálico en la boca, que utilizaremos tanto al hablar como al comer ciertos alimentos.

Este producto puede utilizarse para cualquier persona que se someta a una alineación de ortodoncia y cubre de forma suave e higiénica los brackets y alambres que sobresalen.
Su función principal es proteger la mucosa bucal y las zonas sensibles, como las encías, los labios y el interior de las mejillas, de la fricción o el movimiento de los dientes causado por el tratamiento de ortodoncia, y aliviar la sensación de dolor y picor que puede producirse en presencia de llagas o dolor.

Se recomienda para la eliminación de aparatos, alambres e incluso la lengua. Aplicando una pequeña cantidad de cera, puedes prevenir el daño a las encías y las molestias de estos materiales hasta el día que visites al ortodoncista.
Recuerda que la depilación te ayudará en tus momentos más difíciles.

¿A qué sabe la cera dental?

La cera dental no suele estar perfeccionada, pero algunas variedades se elaboran con aromas especiales como la menta, la cereza o incluso el chicle.
La textura de la cera dental suele ser dura, pero su aspecto puede cambiar, y con el tiempo se ablanda bajo el calor generado por las manos cuando se mantiene en ellas durante mucho tiempo.
Suele ser translúcida para que no sea visible tras su aplicación, y está compuesta por parafina, cera de abeja o cera de carnauba. De hecho, es normal que los pacientes traguen accidentalmente parte del preparado mientras hablan o mastican.

¿Por qué utilizar cera dental?

En primer lugar, si el proceso de enderezamiento de los dientes le ha causado molestias o incomodidad en la boca y quieres encontrar una manera de aliviar eficazmente las molestias en casa, la cera dental es una solución segura si quieres una respuesta cómoda y fácil. Enmascara temporalmente las superficies afiladas de la boca, crea una superficie lisa y ayuda a proteger los tejidos blandos de la boca sin que tengas que visitar a un ortodoncista inmediatamente.

Otro método es que la cera actúa como un «escudo» protector mientras la mucosa interna se acostumbra a la fricción de los aparatos y acaba adaptándose a la nueva superficie de contacto. Por ello, es muy importante utilizarlo al principio de cualquier tratamiento de ortodoncia para evitar que aparezcan pequeñas pero irritantes y desagradables llagas en el interior de la boca debido a la fricción.

¿Cómo se aplica la cera dental?

Sea cual sea la función, el procedimiento de aplicación de la cera dental es siempre el mismo, por lo que hay que seguir una serie de normas antes de aplicarla, ya que estamos en contacto con la parte del cuerpo que más bacterias suele producir. Pero que no cunda el pánico, es un procedimiento muy sencillo que se puedes realizar tantas veces como necesites, siempre que se tenga cuidado antes, durante y después.

Hay que recordar que los dientes deben estar completamente limpios para poder utilizarlos correctamente. A continuación se explican los pasos a seguir:

– Debes lavarte las manos para mantenerlas en óptimas condiciones incluso cuando manipule este producto.
– Cepíllate los dientes, prestando especial atención a las zonas entre el aparato y los dientes, puedes utilizar un cepillo interdental o un enjuague bucal para eliminar los restos de comida con mayor eficacia.
– Las superficies de las boquillas deben estar secas y puedes usar un algodón para secarlas.
– Raspa una pequeña cantidad de cera, del tamaño de un grano de arroz, del palo.
– Utiliza los dedos para darle una forma redonda y plana.
– Coloca la cera en el cierre o en la zona que causa molestias y presiona suavemente para que se adhiera bien a la superficie del cierre.
– Si la cera se desmenuza o se pega mal, utiliza la cantidad que necesites.

La cera forma así una capa que protege el interior de la boca del contacto con el metal y que a veces puede desprenderse debido a los movimientos de la boca durante el habla. Y si entra en tu cuerpo, no tienes que preocuparte porque no contiene productos químicos tóxicos.

Si no quieres que te estorbe al masticar, puedes retirarlo durante las comidas con un palillo interdental o hilo dental, pero ten cuidado de no dañar tus aparatos o encías.
También se recomienda quitarlo antes de consumir bebidas calientes como el té, el café o las bebidas a alta temperatura, ya que el calor, como se ha mencionado anteriormente, ablanda el material y hace que pierda su eficacia.

Dental

Como curar aftas en la lengua

¿Qué son las aftas en la lengua?

Las aftas son un tipo de llaga que puede aparecer en la boca, incluso en la lengua. Cuando las aftas aparecen en la lengua, pueden ser muy dolorosas y dificultar la alimentación. Estas lesiones pueden parecerse mucho al herpes labial y a otras úlceras bucales, incluidas las que se producen con la varicela.

En este artículo, detallamos los síntomas, las causas y los tratamientos de las aftas. También explicamos cuándo una persona debe buscar atención médica para las aftas en la lengua.

Síntomas 

Los síntomas más comunes de las aftas son:

  • Una o varias úlceras dolorosas en el interior de la boca. Estas úlceras pueden formarse en la lengua, el interior de los labios, el interior de las mejillas o el paladar.
  • Sensación de ardor.
  • Úlceras pequeñas y redondas de color blanco, gris o amarillo con un borde rojo.

En los casos graves, también puede experimentar:

  • Fiebre.
  • Pausa física.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.

Tratamiento

Una persona puede tratar las aftas en la lengua en casa utilizando una variedad de productos. Algunos ejemplos de estos tratamientos son:

  • Ácido hialurónico tópico (gingival): Una persona puede aplicar el ácido hialurónico directamente sobre la llaga utilizando las manos limpias. El ácido hialurónico actúa como barrera entre la llaga y el resto de la boca. 
  • Suplementos: Algunas personas toman suplementos, como vitamina C y lisina, para curar las aftas.  Las personas siempre deben consultar a su médico o dentista de Ciudad Real antes de tomar cualquier suplemento para asegurarse de que no interfiere con otros medicamentos.
  • Enjuague bucal antiséptico: Aunque no es probable que el enjuague bucal antiséptico reduzca la incidencia de las aftas, puede ayudar a reducir el dolor y las molestias en la lengua. 

¿Por qué salen las aftas en la lengua? 

Los médicos no saben exactamente qué causa las aftas en la lengua. Sin embargo, han identificado algunos factores que hacen que una persona sea más propensa a tener estas llagas:

  • Lesiones recientes en la boca, como morderse la lengua o cepillarse la lengua con fuerza
  • Quemaduras en la boca
  • Falta de nutrientes adecuados en la dieta
  • Estrés y ansiedad

Las aftas en la lengua no son contagiosas. Aunque generalmente no es una buena idea compartir utensilios o bebidas, una persona no transmitirá las aftas a otros por hacerlo.

¿Se pueden prevenir las aftas en la lengua? 

No hay una forma segura de prevenir las aftas. Pero hay varias cosas que puedes hacer para reducir el riesgo:

  • Evitar los alimentos ácidos, salados o picantes.
  • Cepillarse los dientes al menos dos veces al día.
  • Hablar con el médico sobre posibles deficiencias nutricionales.
Dental

7 Consejos para una buena higiene bucodental

El cepillado y el uso del hilo dental son elementos básicos de una buena rutina dental. Sin embargo, hay otras cosas que puedes hacer para ayudar a mantener unos dientes y encías sanos, lo que beneficiará tu bienestar general.

1. CEPILLARSE LOS DIENTES DOS VECES AL DÍA DURANTE DOS MINUTOS CADA VEZ

Mantener los dientes limpios y sanos comienza con un mantenimiento regular. Cepillarse los dientes dos veces al día durante dos minutos, lo que se conoce como la regla 2×2, ayudará a mantener la placa a raya. Los pacientes con niños deben introducir este concepto desde el principio y encontrar formas de hacerlo divertido.

Para facilitar la limpieza de cada diente, intente dedicar 30 segundos a cada cuadrante de la boca (lado superior derecho, lado superior izquierdo, lado inferior derecho, lado inferior izquierdo). Es importante utilizar las técnicas adecuadas para asegurarse de que los dientes se limpian correctamente y de que no se dañan los tejidos blandos que los rodean. Con pequeños movimientos circulares, inclina el cabezal del cepillo hacia las encías.

2. USA EL HILO DENTAL A DIARIO

Se recomienda utilizar el hilo dental todas las noches antes de cepillarse los dientes para eliminar todo lo que el cepillo no pueda desalojar. Muchos pacientes admiten que se saltan este paso, pero es una parte importante de una rutina saludable. Si sólo se cepilla y decide que no necesita usar el hilo dental, las pequeñas partículas de comida y otros depósitos que el cepillo no consigue eliminar pueden acabar convirtiéndose en caries. Para evitarlo, asegúrate de dedicar dos minutos al día a añadir el hilo dental a tu rutina. Cuando empiece a utilizar el hilo dental, es posible que le duelan las encías sensibles. Esto es natural y dejará de ocurrir una vez que haya utilizado el hilo dental durante un par de días. Cuando utilices el hilo dental, asegúrate de deslizarlo hacia arriba y hacia abajo a lo largo de todo el diente.

3. SUSTITUYE TU CEPILLO DE DIENTES CUANDO APAREZCAN SIGNOS DE DESGASTE

Como regla general, cambiarlo cada 3 a 6 meses debería mantenerlo en forma para limpiar tus dientes correctamente. Los cepillos dañados o deshilachados no pueden limpiar correctamente la superficie de los dientes y pueden causar daños en las encías. Sustituir el cepillo de dientes con frecuencia también te ayudará a mantenerlo limpio. Aclara siempre bien tu cepillo de dientes y guárdalo para que pueda secarse. Recuerda sustituir tu cepillo de dientes si has estado enfermo para evitar que se vuelvan a introducir bacterias en tu boca.

4. VISITA A TU DENTISTA CADA SEIS MESES

Tu dentista de Ciudad Real podrá prevenir los problemas antes de que empiecen, o al menos detectarlos a tiempo, si tienes visitas regulares al dentista. Las visitas regulares también permiten que tus dientes reciban una limpieza profesional a fondo dos veces al año, eliminando cualquier acumulación de placa y sarro, lo que ayuda a mantener tus dientes y encías sanos.

5. MANTENER UNA DIETA SALUDABLE

Evitar los alimentos azucarados (como las gaseosas, las bebidas deportivas y los caramelos), así como incluir alimentos ricos en calcio, ayudará a mantener unos dientes fuertes y sanos. Algunos alimentos que le ayudarán a fortalecer sus dientes son las verduras de hoja verde, las almendras, el yogur y el queso. Habla con tu dentista para que te recomiende los alimentos que te ayudarán a mantener tus dientes fuertes durante años.

6. UTILIZAR PRODUCTOS DE HIGIENE DENTAL

El cepillado y el uso del hilo dental son la clave de la salud dental preventiva, pero puedes ayudar a mantener tus dientes en las mejores condiciones incorporando también ayudas complementarias a tu rutina. Algunos ejemplos de estos productos son los enjuagues bucales, los irrigadores bucales, los limpiadores interdentales y los limpiadores linguales. Estas ayudas pueden ayudar a mantener una buena salud bucal y deben usarse junto con el cepillado y el uso del hilo dental (no en lugar de ellos).

7. NO FUMAR

Fumar provoca problemas superficiales, como las manchas en los dientes, así como problemas de salud graves como la enfermedad de las encías (periodontal), que puede provocar la pérdida de los dientes, y el cáncer oral, entre otros problemas. Una de las mejores cosas que puede hacer por su salud oral y general es dejar de fumar inmediatamente.

 

Dental

¿Qué es la Maloclusión dental?

La maloclusión es uno de los problemas dentales más comunes. Cuando se tiene una maloclusión, los dientes superiores e inferiores no se alinean cuando se cierra la boca. La maloclusión suele producirse cuando los dientes están apiñados, es decir, son demasiado grandes para la boca o están torcidos. Pero también puede ocurrir si los maxilares superior e inferior no están alineados. La maloclusión suele tratarse con ortodoncia o aparatos. Algunas maloclusiones más graves pueden requerir cirugía.

Causas

La maloclusión suele ser una condición hereditaria. Hay algunas condiciones o hábitos que pueden cambiar la forma y la estructura de su mandíbula. Entre ellas se encuentran:

  • Uso frecuente del chupete después de los 3 años
  • Uso prolongado del biberón en la primera infancia
  • Chuparse el dedo en la primera infancia
  • Lesiones que provocan la desalineación de la mandíbula
  • Tumores en la boca o la mandíbula
  • Dientes de forma atípica o impactados
  • Cuidados dentales que den lugar a empastes, coronas o aparatos dentales mal ajustados
  • Obstrucción de las vías respiratorias (respiración por la boca), potencialmente causada por alergias o por adenoides o amígdalas agrandadas

Síntomas

Dependiendo de la clasificación de la maloclusión, los síntomas del trastorno pueden ser sutiles o graves. Los síntomas típicos de la maloclusión incluyen

  • Alineación incorrecta de los dientes
  • Cambios en el aspecto de la cara
  • Mordedura frecuente de la cara interna de las mejillas o de la lengua
  • Molestias al masticar o morder
  • Cambios en el habla, incluido el desarrollo de un ceceo
  • Respirar por la boca en lugar de por la nariz

Tratamiento

La mayoría de las personas con una maloclusión leve no necesitan tratamiento. Sin embargo, su dentista de Ciudad Real puede remitirle a un ortodoncista si su maloclusión es grave. Dependiendo del tipo de maloclusión, el ortodoncista puede recomendar varios tratamientos. Estos pueden incluir:

  • Aparatos para corregir la posición de los dientes
  • Aparatos dentales o retenedores para realinear los dientes
  • Extracción de dientes para corregir el apiñamiento
  • Remodelación, adhesión o recubrimiento de los dientes
  • Cirugía para remodelar o acortar la mandíbula

El tratamiento de la enfermedad también puede dar lugar a algunas complicaciones. Éstas incluyen

  • Caries dental
  • Dolor o malestar
  • Irritación de la boca por el uso de aparatos, como los frenos
  • Dificultad para masticar o hablar durante el tratamiento

 

Prevención

Prevenir esta afección puede ser difícil porque la mayoría de los casos de maloclusión son en gran medida hereditarios. Sin embargo, el crecimiento de la mandíbula y los dientes también puede estar influenciado por factores ambientales.

Los padres de niños pequeños deben limitar el uso del chupete y el biberón para ayudar a reducir los cambios en el desarrollo de la mandíbula. También se debe animar a los niños a dejar de chuparse el dedo lo más joven posible.

La detección temprana de la maloclusión puede ayudar a disminuir la duración y la gravedad del tratamiento.

 

Dental

¿Qué es la odontología restauradora?

La odontología restauradora se centra en reparar o sustituir los dientes. El objetivo principal de la odontología restauradora es mejorar la salud oral y la función masticatoria.

Los dentistas generales, a veces llamados dentistas de familia, realizan la odontología restauradora. Algunos ejemplos de procedimientos de odontología restauradora son las coronas, los puentes, los implantes y las prótesis dentales.

¿Quién necesita odontología restauradora?

Puede necesitar odontología restauradora si tiene:

  • Caries.
  • Dientes dañados o rotos.
  • Falta de dientes.

¿Por qué es importante la odontología restauradora?

La odontología restauradora le ofrece la mejor oportunidad de gozar de una salud oral duradera. Su dentista puede ayudar a restaurar su sonrisa para que funcione plenamente, arreglando los dientes dañados o cariados. Esto mejora su capacidad para comer, hablar y masticar.

¿Cuáles son los tipos de restauraciones dentales?

Hay varios tipos de restauraciones dentales, dependiendo de sus necesidades únicas de salud oral:

Empastes

Cuando las bacterias corroen el esmalte de los dientes y provocan un agujero, se habla de caries. Las caries más pequeñas suelen repararse con empastes dentales.

Durante este procedimiento, el dentista retira la parte cariada del diente y rellena el agujero con un material compuesto del color del diente. Esto detiene la progresión de la caries y reduce el riesgo de que se produzcan más daños.

Coronas

Los dentistas utilizan las coronas dentales para reparar caries grandes o restaurar dientes rotos. A veces se denomina funda y se coloca sobre todo el diente.

Para colocar una corona, el dentista debe eliminar parte del esmalte natural del diente. Por lo tanto, modificará tu diente (afeitará parte de tu diente) y luego colocará una corona sobre él.

 

Tratamiento de conductos

A veces, una caries o una grieta se adentra lo suficiente en el diente como para llegar a la pulpa. Si las bacterias llegan a la pulpa del diente, pueden causar una dolorosa infección. En estos casos, es necesario realizar una endodoncia.

Durante este procedimiento, el dentista extrae la pulpa enferma, incluidos los pequeños nervios y vasos sanguíneos del interior del diente. A continuación, limpiará y desinfectará a fondo las superficies interiores del diente y rellenará los canales con un material dental gomoso llamado gutapercha. A continuación, colocarán un empaste para sellar el diente y evitar la entrada de bacterias.

En la mayoría de los casos, las personas que se someten a un tratamiento de conductos también necesitan una corona para proporcionar resistencia y apoyo adicionales.

Puentes

Un puente dental puede sustituir a un solo diente perdido o a una fila de dientes perdidos. Un puente consiste en dientes artificiales con coronas dentales a cada lado. Su dentista modificará (rebajará) sus dientes naturales a ambos lados del hueco. A continuación, pegará el puente a tus dientes naturales. Las coronas se colocan sobre los dientes naturales y los dientes artificiales cubren el hueco entre ellos.

Implantes dentales

Su dentista puede restaurar los implantes dentales con coronas, puentes e incluso prótesis dentales. A diferencia de las coronas y puentes tradicionales, los implantes no requieren la alteración de sus dientes naturales. Muchos dentistas consideran que los implantes son el estándar de oro de la sustitución de dientes.

Dentaduras postizas

Las prótesis dentales son otra opción tradicional de sustitución de dientes. Las prótesis completas sustituyen toda una arcada de dientes perdidos. Las prótesis parciales reemplazan varios dientes perdidos en diferentes áreas. Las dentaduras postizas se apoyan en la parte superior de las encías y el hueso de la mandíbula las sostiene.

También puede optar por las prótesis dentales soportadas por implantes. Estos aparatos son similares a las dentaduras tradicionales. Pero en lugar de apoyarse en las encías, se sujetan a implantes dentales. Esto ofrece mucha más estabilidad en comparación con las prótesis dentales convencionales.

Dental

¿Qué es una amalgama dental?

La amalgama dental es una sustancia hecha de mercurio mezclado con otros metales como plata, cobre, estaño, zinc o indio. Se utiliza para rellenar las caries en los dientes.

La amalgama también se usa como termómetro y es uno de los materiales que emplean los dentistas para rellenar las caries. Además, la amalgama dental se utiliza como material de unión en prótesis dentales. Las dentaduras postizas están hechas de resina y la amalgama dental se mezcla con la resina para hacerlas más fuertes. La amalgama dental también se usa en la terapia de endodoncia, que incluye el proceso de obturación del conducto radicular, para rellenar los conductos radiculares limpios que tienen restos de estructura dental después de una extracción dental. Los empastes de amalgama también se utilizan como material de relleno provisional en los días posteriores a la terapia de conducto, mientras el diente aún está sensible. 

¿Qué tipos de amalgamas dentales existen? 

Hay muchos tipos de amalgama dental y es importante que un dentista sepa qué tipo de amalgama será mejor para su paciente. Hay dos tipos principales: plata y oro. Sin embargo, también hay algunos otros tipos de amalgamas dentales, como las que no contienen mercurio ni plomo.

El tipo más común de amalgama dental es la plata. La amalgama de plata ha estado en uso desde principios del siglo XIX y ha sufrido varios cambios a lo largo de su historia.

El primer cambio ocurrió en 1822 cuando el Dr. Thomas Crawford reemplazó la plata con cobre en la mezcla. 

Un segundo cambio ocurrió en 1828 cuando el Dr. Crawford reemplazó la plata con aluminio.

El tercer cambio se produjo a mediados del siglo XIX cuando el Dr. John Jones reemplazó la plata con zinc y el Dr. William Morton agregó manganeso a la mezcla en 1861. El tipo más común de amalgama dental es la plata, que fue utilizada por primera vez por el dentista Thomas Crawford en 1822 y solo ha sufrido dos cambios a lo largo de su historia.

Amalgama de plata

La amalgama dental de plata es un tipo de amalgama que está hecha de plata y mercurio. Tiene un punto de fusión más bajo que el oro, por lo que se puede eliminar fácilmente con el cepillado de los dientes.

La amalgama dental de plata se ha utilizado durante más de 100 años en odontología como material de relleno en los dientes. Es más duradero que el oro y puede durar hasta 10 años con el cuidado adecuado.

Amalgamas de mercurio 

La amalgama dental de mercurio es una amalgama de mercurio y otros metales. Es un compuesto que se utiliza en la industria dental para obturar dientes. Se ha utilizado durante más de 150 años.

Amalgama dental blanca

La amalgama dental blanca es un material de relleno dental que está hecho de una mezcla de metales y otros materiales inertes. Estos empastes se usan para reemplazar el esmalte dental, pero no son tan fuertes como otros tipos de empastes.

La amalgama dental blanca se ha utilizado durante más de 100 años y se ha considerado segura para el consumo humano. Sin embargo, ha habido informes de reacciones alérgicas a este tipo de relleno.

Peligros de la amalgama dental

Las amalgamas dentales contienen mercurio que puede causar daños neurológicos con el tiempo. El metal también se puede liberar en el cuerpo a través de la boca o en la orina. También existen otros riesgos asociados con la amalgama dental, como reacciones alérgicas e hipersensibilidad a los metales.

Precio de la amalgama dental 

La amalgama dental es una mezcla de mercurio y plata en forma de polvo. Se utiliza para rellenar las caries en los dientes. Por lo general, se usa como una alternativa a los empastes del color del diente.

El precio de las amalgamas dentales ha ido en aumento desde hace algunos años, ya que los odontólogos buscan formas más eficientes de rellenar las caries. Esto ha resultado en una mayor demanda de amalgama dental, lo que ha llevado a que su precio aumente significativamente.

El aumento de precio también se ha atribuido al aumento del costo de la plata y el mercurio, que se utilizan en la producción de amalgamas dentales.

Dental

Radiografía Dental

¿Qué es la radiografía dental?

Una radiografía dental se puede definir como una imagen tomada por una máquina que usa radiación para crear una imagen en una película o sensor digital. La máquina utiliza rayos X, que son fotones de alta energía, para crear estas imágenes. La radiografía dental también se conoce como un rayo de luz que se utiliza para tomar una imagen del interior de la boca.

Esta radiografía de los dientes es tomada con un dispositivo especial para detectar y mostrar la presencia de caries dental, enfermedad periodontal u otras lesiones. Por otro lado, también se reconoce como una técnica de imagen médica que utiliza radiación electromagnética en forma de rayos X para producir imágenes de los dientes y las estructuras circundantes.

Las radiografías dentales son tomadas por un profesional de la salud bucal, como un dentista o un higienista dental.

Radiografía dental precio

Los precios de las radiografías dentales varían según el tipo de equipo y la zona. Sin embargo, todos los rangos de precios de radiografías dentales son competitivos, con un promedio de alrededor de 20 a 80 euros.

La radiografía dental es un procedimiento que ayuda a detectar y diagnosticar enfermedades en la boca. Este proceso ayuda a determinar si un paciente tiene caries o enfermedad de las encías. La mejor manera de averiguar cuál es el precio de su radiografía dental sería ponerse en contacto con el consultorio de tu dentista local o conectarte en línea y buscar información sobre precios. ¡Pregunta el coste en nuestra clínica dental en Ciudad Real!

¿Cómo se ve una infección de muela en una radiografía?

Una infección dental en una radiografía es algo que la mayoría de la gente nunca ha visto antes. Aquí, descubrirás cómo se ve una infección dental en una radiografía y cómo puede detectarla.

Una infección dental en una radiografía generalmente se ve como un área más oscura en el centro de la imagen. A veces también es visible como líneas o rayas blancas que se irradian desde los bordes exteriores de la imagen. Si el dentista ve alguna de estas cosas, entonces probablemente tienes una infección dental .

 

¿Cómo se hace una radiografía panorámica dental?

Las radiografías dentales se utilizan para el diagnóstico y el tratamiento. Son importantes para la salud de tus dientes y encías.

Aquí se explica cómo una radiografía dental:

  1. Si estás en un hospital, ve al departamento de radiología. Si estás en el consultorio de un dentista, pregúntale al recepcionista si puede ayudarte con las radiografías o si tiene una cita disponible.
  2. Pídeles que te tomen una foto antes de prepararte para la radiografía
  3. Ponte la bata y los zapatos, estos se quitarán durante el procedimiento.
  4. Espera

Pasos para tomar una radiografía panorámica

Aquí hay una lista de pasos sobre cómo tomar radiografías dentales:

1) Preparar al paciente brindándole instrucciones sobre lo que debe hacer antes de tomar su radiografía

2) Colocar al paciente de modo que esté en una posición cómoda mientras mantiene los brazos extendidos frente a él.

3) Quitarse las joyas u otros objetos alrededor del cuello y el área del pecho.

4) Apagar cualquier dispositivo electrónico que pueda interferir con la prueba (es decir, teléfono celular, tableta o computadora portátil)

5) Indicar al paciente  que se quede quieto mientras se toma la fotografía y luego asegurarse de que es perfecta comparándola con una fotografía anterior.

Navegación de entradas

Solicita Cita

¡Solicita tu 1ª visita, te esperamos!

Empieza el proceso de solicitud de cita online:

 
Solicitar ahora

x
¡Encantados de Atenderte!