Dental

¿Has tenido alguna vez una lesión lo suficientemente grave como para provocar caries? No te preocupes, ocurre muy a menudo. De hecho, la mayoría de las personas han sufrido, en algún momento de su vida, un impacto muy severo que ha afectado a uno o a todos sus dientes. Hasta la fecha, la incidencia de los traumatismos dentales, tanto en la dentición primaria como en la permanente, ha aumentado hasta el 20% en todo el mundo, lo que supone un incremento increíble de los traumatismos dentales.

Estos casos son más comunes entre los miembros más jóvenes de la familia, entre los seis y los dieciséis años, con una prevalencia de hasta el 40% en todo el mundo. Las autolesiones involuntarias son muy comunes y pueden ocurrir en cualquier momento. Cuando estos golpes dañan los dientes se derivan consecuencias negativas para la integridad y la estructura de los dientes.

Lo que se conoce cómo descalcificación dental

Antes de profundizar en el tema, debe quedar claro que cuando nos exponemos lo suficiente, suele provocar efectos secundarios que suelen manifestarse a largo plazo. Tras un periodo moderado de unas semanas o incluso años, el diente cambia de aspecto, perdiendo su color blanco natural y acabando por volverse gris oscuro, lo que provoca una necrosis pulpar.
También hay casos en los que el efecto no es muy profundo, pero conduce a la calcificación del diente.

Esta afección se denomina sarro y se produce cuando el conducto radicular se obstruye parcialmente debido a ciertas lesiones o tras una reducción del calcio en el organismo y se caracteriza por el debilitamiento de los tejidos duros del organismo. Esto hace que la circulación sanguínea no funcione correctamente.

¿Cómo se puede detectar la calcificación dental?

Este problema puede no detectarse inmediatamente y pueden pasar varios años después del impacto antes de que la calcificación sea visible. Sin embargo, esto depende de la extensión de la enfermedad de la persona. En otras palabras, si alguien ha sufrido un golpe cuando era joven, esto puede hacer que el diente se vuelva amarillento unos años más tarde, lo que lleva a la calcificación dental.
Por lo tanto, después de un golpe grave, es aconsejable consultar inmediatamente a nuestros especialistas y seguir los pasos prescritos con precisión para resolver el problema.

¿Cómo pueden estas lesiones dañar los dientes?

Cabe señalar en este punto que las lesiones se producen principalmente en la pulpa, donde se encuentran las fibras nerviosas y los vasos sanguíneos de los dientes. Cuando éstas se dañan, la pulpa se encarga de emitir una señal sensorial que advierte del daño. Esta señal es la sensación de dolor que se suele sentir tras un golpe fuerte o una molestia. Las causas más comunes de estas señales sensoriales son las caries dentales o las patologías que no se han curado correctamente o no se han tratado a tiempo.

Esto conduce a la aparición o al deterioro de la infección. En este caso, nuestros especialistas recomiendan el tratamiento endodóntico, ya que la endodoncia es la mejor solución para salvar el diente a extraer. Este procedimiento, también conocido como tratamiento de conductos, tiene como objetivo eliminar la pulpa y luego rellenar el diente con un material llamado gutapercha.

Sin embargo, si hemos sufrido una lesión grave, puede producirse una necrosis o muerte del nervio en la pulpa del diente, y la necrosis puede provocar la decoloración y el oscurecimiento del diente. Esto ocurre cuando el suministro normal de sangre ha cesado.

Cuando esto ocurre, los dientes se quedan sin vida porque dejan de ser sensibles, aunque sigan unidos a la arcada dental.
Es importante aclarar que el zumo de frutas cumple una importante función durante el desarrollo de los dientes, ya que no sólo los nutre, sino que también favorece la formación de la dentina. Siempre es mejor mantenerla sana y salva.

¿Por qué se produce la descalcificación?

Además de los traumatismos graves, la descalcificación puede estar causada por el proceso natural de envejecimiento de los dientes o por una infección de larga duración. El equilibrio ácido de la boca también se ve alterado por el consumo constante de ciertas bebidas azucaradas, alimentos muy ácidos o zumos de frutas. Con el tiempo, los dientes pierden sus minerales y se debilitan.
Los alimentos que ingerimos contienen sus propios ácidos que pueden eliminar los minerales, el calcio e incluso los fosfatos de los dientes.

Una deficiencia de calcio y fosfato, dos elementos esenciales, hace que los dientes se descalcifiquen, sean mucho más sensibles y susceptibles de sufrir caries u otras infecciones que afectan a la salud bucodental.

Otra causa de la falta de calcio es la aparición de la placa bacteriana. En la mayoría de los casos, esto se debe a una mala higiene bucal, que suele comenzar con un mal cepillado.
Por ello, es necesario mantener unos buenos hábitos de higiene bucal, imprescindibles para evitar el temido fenómeno de la caries.

A continuación, se detallan otras causas que suelen estar provocadas por la carencia de calcio:

– El uso de procedimientos de ortodoncia, como los aparatos, ya que pueden aparecer manchas blancas cuando se retiran los aparatos.
– Personas con reflujo ácido.
– Falta de nutrientes.

Sin embargo, nuestro cuerpo es tan especial que el mejor mecanismo de defensa contra la falta de calcio en los dientes es nuestra propia saliva. Así, utilizando la saliva y siguiendo unos buenos hábitos de forma correcta y controlada, tenemos la oportunidad de conseguir un proceso reversible y curativo.

22 Ago, 2022

¿Qué es la odontología restauradora?

La odontología restauradora se centra en reparar o sustituir los dientes. El objetivo principal de la odontología restauradora es mejorar la salud oral y la función masticatoria. Los dentistas generales,… Leer Más
21 Oct, 2022

¿Qué es la cera dental?

¿Te estás sometiendo a un tratamiento de ortodoncia y notas que tienes molestias en la boca? Si es así, la solución más efectiva para eliminar esta dolorosa e irritante molestia… Leer Más

Solicita Cita

¡Solicita tu 1ª visita, te esperamos!

Empieza el proceso de solicitud de cita online:

 
Solicitar ahora

x
¡Encantados de Atenderte!